Riot Grrls del siglo XXI

El pasado domingo 19 nos pusimos nuestras mejores galas de entretiempo sevillano (es decir, calor) para ir al CAAC al Picnic Interestelar con el objetivo claro de conocer a los únicos dos grupos de todo el cartel compuestos íntegramente por chicas: Hardcute Ukelele y Las Odio.

Hardcute Ukelele-SC

Hardcute Ukelele y la Alicia de Cristina Lucas.

Las primeras del día fueron el dúo sevillano de Rosa y La Niña Pájaro que, con una batería que suena a punk y un ukelele que suena a folk, nos tocaron sus versiones/parodias de grandes temazos al amor, a la muerte y al Titanic (sí, ¿por qué no?), cantadas con un tono irónico como mi favorito Mi novio ha vuelto. Un consejo: no intentéis adivinar qué canción están versionando, es imposible. Aunque a veces parecía que estaban ensayando la canción por primera vez, eso solo es porque se equivocan con mucha gracia y porque, citando a Rosa, traían canciones «nuevas y súper nuevas». En definitiva, ir a un concierto de Hardcute Ukelele es una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida como casarse en Las Vegas, tirarse en paracaídas o hacer un dúo con Leticia Sabater. Y si no conseguís ir a ninguno, os podéis conformar con su canal de Youtube.

Las Odio-SC

Las Odio y varias niñas aprendiendo mucho.

 

 

Después de una medio insolación y un sándwich de pollo a precio de Can Roca, hicimos la digestión y nos fuimos a ver a Las Odio, un grupo de post-punk inclasificable que llega de Madrid con un súper LP bajo el brazo. Sin embargo, si el LP mola, Paula, Alicia, Sonsoles y Ágata se crecen aún más en el escenario, en el que sonaron bastante más punk, más cañeras y con más fuerza, y se pudo notar el garage de los primeros White Stripes en la música de Vitaminas y el rock castizo de Pony Bravo en Indiespañol. Eso sí, las letras haters como la de este último tema que he mencionado son marca de la casa e hicieron que el público (un 70% mujeres) se viniese arriba con «Yo no soy la novia/ no soy la amiga/ no soy la prima/ ni la vecina». Podéis imaginar fácilmente por qué no hay que perderse su próximo concierto en el sur, en el Monkey Weekend de El Puerto de Santa María.

Para terminar, una recomendación a los organizadores del festival: si vais a poner a seis euros la copa, intentad que no se vean las botellas. O también podéis intentar que sea bebida de mejor calidad. De buenro.

IMG_8549mod

Ups.

 

 

 

 

Anuncios