Paternalismo y merienda-cena

En esta nueva sección queremos hablar de meteduras de pata machistas en torno al mundo de la música. Es, en realidad, lo que podríamos llamar «cagada musical», pero le hemos puesto «La perla del mes» para no escandalizar tan pronto.

Para el mes de febrero hemos ido recopilando algunas cositas desde diciembre y nos da para dar mucha guerra, así que ahí vamos.

Nos vamos al panorama internacional y a la música más comercial. Entre los cinco nominados a Mejor Album del Año en los Grammy 2018 solo había una mujer. Esta mujer, Lorde, fue la única que no actuó en solitario en la gala de los Premios. ¿Casualidad? No lo creo. Su propia madre, Sonjia Yelich, compartía un párrafo de un artículo de The New York Times que decía que: «De las 899 personas nominadas en los últimos seis Premios Grammy, según un informe, un 9% eran mujeres».

Cuando le preguntaron a Neil Portnow por la ausencia de mujeres en el mundo de la música, el presidente de la Recording Academy respondió: «Tiene que empezar con que las mujeres que tengan creatividad en sus corazones y almas, que quieran ser músicas, ingenieras, productoras o ejecutivas, den un paso al frente. Porque creo que serían bienvenidas». Ay, querido Neil, si supieras que hasta en ese comentario tan paternalista, el propio Bono (que tuvo más minutos musicales que Lorde en la gala y no estaba nominado en ninguna categoría) te llevó la contraria un mes antes.

tumblr_mjvrbe3hdo1qegdygo1_400

Sí, porque el rey de la merienda-cena, la estrella del rock más comprometida (si no has visto esta parodia estás tardando) dijo en diciembre en una entrevista que la música se está volviendo demasiado femenina: «hay muchas cosas buenas en eso, pero el hip-hop es ya el único sitio en el que un hombre joven puede descargar su rabia –y eso no es bueno». Y siguió con su perorata de cómo los hombres usan la música para descargar su rabia y ahora las mujeres, que somos unas aguafiestas, no les dejamos. Ay, qué pena.

Y esto que quede claro: ni la rabia ni la música son propiedad de los hombres, ni una característica de su género, nosotras también llevamos mucha rabia dentro para descargar en el escenario y, con comentarios como estos, aún más. Así que, a dar guerra.

Anuncios

Dolores O’Riordan

Como muchos sabréis Dolores O’Riordan falleció el mes pasado y ha sido una de las muertes que más han conmovido en los últimos años. Para rendirle homenaje y conocerla en mayor profundidad hemos decidido inaugurar esta sección con su historia.

Dolores O’Riordan es un icono dentro de la música, su genialidad compositiva y su singular voz son incapaces de olvidar, reconocibles en cualquier parte del mundo. Ha sido la voz de una generación y ha marcado muchas otras, sus canciones se han convertido en clásicos del rock alternativo y sus letras nos han removido a más de uno por dentro.

dolores

Nació el 6 de septiembre de 1971 en Limerick, Irlanda en el seno de una familia complicada. Con 3 años de edad, Dolores canturreaba allá por dónde iba, y con cinco, comenzó a cantar y a tocar el órgano de la iglesia, dándose cuenta de que su pasión era la música. Durante su niñez, prefería pasar el tiempo cantando y jugando con sus hermanos, que con los niños de su edad.
Tomó la costumbre de llevar el cabello muy corto y ropa oscura con el objetivo de que la confundieran con un chico. Diversas fuentes justifican este hecho en el deseo de O’Riordan de ser una persona libre, como sus hermanos que podían tomar sus propias decisiones.

Desde los ocho hasta los doce años, sufrió abusos sexuales por parte de un vecino de confianza, en absoluto silencio. Aunque algunas de sus composiciones hablen de este hecho explícitamente (“Fee Fi Fo” del álbum Bury the Hatchet, 1999) no será hasta 2013 cuando decida contarlo en una entrevista: “Siento que me he quitado un gran peso de encima, y que me va a ayudar mucho abrirme y confesárselo a toda la gente que compró mis álbumes y que me quiere”. Aquella traumática experiencia fue algo que siempre llevó a cuestas y le costó muchos años de terapia.

A finales de los 80 se marchó de casa y conoció a tres jóvenes con los que formó The Cranberries. El grupo fue fichado por una pequeña compañía discográfica de Limerick, Xeric Records. Con sus primeras maquetas tuvieron bastante éxito a nivel local.
En 1992 rompieron con Xeric Records y firmaron con Island Records, que contaba en sus filas con PJ Harvey y U2. Desde entonces su carrera no hizo más que despegar.

O’Riordan estuvo hasta el final de su vida en The Cranberries, aunque la banda sufrió a lo largo de su carrera diferentes periodos de inactividad. Sacaron siete trabajos de estudio entre los que destaca No Need to Argue (1994) y su single ‘Zombie’ que los lanzó a todas las listas del mundo y se convirtió en un superventas, vendiendo 16,7 millones de copias. En 1995 recibieron el premio a mejor canción del año y mejor canción de rock en la ceremonia de los MTV Europe Music Awards por ‘Zombie’La canción denuncia la situación en Irlanda del Norte, región del Reino Unido, que ha sufrido enfrentamientos armados entre católicos y protestantes durante décadas.

16857c9fe90d7ad5ef6d729768ef8b2d.1000x989x1

The Cranberries se han embarcado en numerosas giras por todo el mundo con la mayoría de sus trabajos discográficos e igual que les brindo éxitos, también estuvieron a punto de acabar con la formación que les llevo a largos periodos de descanso.

A finales del siglo XX, The Cranberries pararon la actividad y los diferentes miembros se dedicaron a sus carreras en solitario. En 2004, O’Riordan comenzó a colaborar con otros músicos e inició su carrera en solitario con un primer álbum titulado Are You Listening? (2007)  y un segundo álbum, No Baggage, publicado en 2009. También formó parte de la banda D.A.R.K. junto a Andy Rouke y Ole Koretsky.

Dolores O’Riordan fallecía el 15 de enero de 2018, de forma repentina y con 46 años. Se encontraba en Londres realizando sesiones de grabación para una nueva versión de ‘Zombie’ con la banda estadounidense de metal Bad Wolves.

Más de uno nos quedamos devastados con su muerte, la vocalista ha formado parte de la banda sonora de una época en la que muchos hemos sido participes. El embrujo de sus composiciones, de sus giros imposibles y la fuerza de su voz nos ha capturado para siempre y nos ha dejado su alma en forma de canciones.

Discografía con The Cranberries

Álbumesnintchdbpict000378386926
  • 1992 Everybody else is doing it, so why can’t we?
  • 1994 No need to argue
  • 1996 To the faithful departed
  • 1999 Bury the hatchet
  • 2001 Wake up and smell the coffee
  • 2012 Roses
  • 2017 Something Else

Discografía en solitario

Álbumes
  • 2007: Are you listening?
  • 2009: No baggage
Sencillos
  • 2007: Ordinary day
  • 2007: When we were young
  • 2009: The journey
  • 2009: Switch off the moment

 

Lo alternativo de lo alternativo, aquí al lado

«¡Eh, oye, eeeh! ¿Habéis visto esto?» nos han dicho señalando el cartel del AnfiRock Isla Cristina de este año. Y no les falta razón. ¿Vosotros lo habéis visto? Para resumir: es un cartel con lo más alternativo de lo alternativo, original y lleno de bandas emergentes de la tierra y del extranjero.

anfirock isla cristina

Para empezar, no estaríamos tratando este festival aquí si no fuese por los grupos mixtos y por las chicas que lo van a petar en la mesa de mezclas. Aunque nos haya faltado alguna banda íntegramente femenina (apuntad, organizadores, apuntad), la presencia de mujeres se hace notar y es evidente que no estamos en esta ocasión ante una fiesta de salchichas.

Y para seguir, de verdad, ¿es que se puede pedir más por 20 euros con camping en la playa? El viernes tenemos la mejor tarde-noche con el garage rock de los madrileños No Crafts, que seguirá algo más tarde con el blues neoyorkino de Revel in Dimes. Más tarde, ya después de la cena, un buen rato de pop psicodélico con los madrileños Rufus T. Firefly y con el grupo más paritario de la historia, los sevillanos Terry vs. Tory. Todo esto para terminar a lo grande, con el rock punkarra de Cápsula.

El sábado, que no iba a ser menos, las chicas se llevan la mesa de mezclas a la playa y los más madrugadores pueden disfrutar de grandes Djs entre las que se encuentra, incansable, La Rubia Pincha (¿de dónde sacará el tiempo y las energías esta chica?). Por la tarde las mujeres son menos, pero la fiesta no decae con el pop-rock de los ya consolidados All La Glory y la psicodelia made in Oregon de The Shivas. De madrugada, los neoyorquinos White Hills con su hard-gothic-punk-whatever rock no dejarán que te vayas del festival con mal sabor de boca.

Pues eso, que nos vemos allí, ¿no?

Dreamin’ on the 80s: Terry vs. Tori

terry-vs-tory-retocada

Terry vs. Tori

Este jueves estuvimos viendo a Terry vs Tori en el ciclo de Acústicos Poplacara en Fnac. Teníamos muchas ganas de ver a esta banda sevillana que lleva tiempo dando que hablar. Y es que su sonido no te deja indiferente.

Algunos los han clasificado como dream pop o surf pop, pero probablemente si te has tomado una cervecita al sol primaveral a la vera del Guadalquivir sabes verdaderamente a qué suena esta banda.

Pese a los acoples y problemas de sonido que salpicaron sobre todo a Erica (vocalista y guitarra rítmica) y Manuel (lead guitar),  el cuarteto sonó compacto y contundente. Tocaron temas de su primer EP, Terry vs Tori  y el single adelanto de su nuevo EP Leap Day.

terry-vs-tory-retocada3

Erica Pender (Terry vs. Tori)

La voz de Erica, naive, suave y reverberada, al igual que las guitarras, te hipnotiza desde el primer minuto, aunque no pudiéramos escucharla bien hasta la tercera canción.  

En Hit and Miss pudimos percibir ecos de The Smiths que rompieron la luminosidad de los temas anteriores, transportándonos a la nostalgia del pop de los 80, del que pudimos constatar hacen claro homenaje.

También disfrutamos mucho de su nuevo single, Wapebearer. Nos gustó el protagonismo dinámico de las líneas de bajo y de Jose (bajo), que sin duda disfruta y transmite cada nota. A la que pudimos observar escasamente fue a Rosa (batería), parapetada tras Jose debido a las dimensiones del escenario, pero a la que escuchamos contundente y magnética como viene siendo norma en ella.

Nos llamó la atención la disposición de la banda en el escenario. Pocas bandas sitúan a su bajista en el centro mientras que el/la vocalista queda en el lateral, y aunque esto nos recuerda a Belako, Terry vs Tori buscan desmarcarse en la escena sevillana y lo consiguen: eliminan la posible rutina de distracción visual, te conectan con el disfrute de Jose y te envuelven en la atmósfera de su sonido.
La verdad es que la media hora que duró este acústico muy eléctrico, nos dejó con la miel en los labios pero dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno.

terry-vs-tory-retocada2

Terry vs. Tori