V de bragas. V de vayan a verlas

Domingo de Ramos. Sobredosis de incienso. Fe a jierro. Esto es Sevilla pero no es la única Sevilla que existe. La ciudad es poliédrica y esto se manifiesta en su variada oferta cultural. Nosotras decidimos explorar esa geometría y, por eso, el domingo nos fuimos al Encuentro de alternativas, en el Parque del Alamillo, a disfrutar de V de bragas en directo.

No las conocíamos pero la promesa de escuchar rimas feministas era demasiado tentadora como para dejarla pasar. Con un solazo propio de no soltar la botellita de agua y un retraso de unos 45 minutos, originado por la anterior actuación, pudimos por fin ponerles cara a estas cuatro genias.

Las raperas decidieron, acertadamente, ignorar el pequeño escenario disponible y colocarse a los pies de este, con el público alrededor de ellas y próximas a la mesa de mezclas de la DJ (colaboración especial). Con nada más que cuatro micrófonos, un estilo desenfadado, un sonido enérgico y mucho flow, estas guerreras nos regalaron un repertorio próximo a la docena de temas cantados a varias voces, como si de una obra coral se tratara, con una tremenda compenetración y un compañerismo visibles en todo momento. Este buen rollo se dejó entrever, especialmente, en aquellos momentos en los que la memoria les jugó una mala pasada. Ellas, sabedoras de las complejidades del directo, aceptaban los errores puntuales con complicidad y humor mientras las demás continuaban.

Los temas se sucedieron los unos a los otros con total fluidez: «Locura», «Molestan las disculpas», «Momentos incompletos», «Mujeres en lucha», «Manifiesto contra el progreso»… hasta que hacia el final de la actuación decidieron hacer un breve descanso para presentar la segunda y última colaboración especial: Luis Oklavoni y Marilyn Flow, dos raperos de Dos Hermanas (Sevilla) que llenaron el espacio de fuerza, dinamismo y potencia.

El mensaje de las V de bragas es directo: ellas hacen rimas de clase. Las letras están impregnadas de crítica social al sistema y a todos sus mecanismos de dominación y opresión, aunque también hablan de empoderamiento, insumisión, hermandad, fuerza, libertad y ovarios… muchos ovarios.

Anuncios